El Centro de Recursos, Interpretación y Estudios en materia educativa (CRIEME) tiene su sede central en Polanco, en concreto en la casa que fuera del escritor José María de Pereda.
Queremos acompañar las imágenes antiguas de este edificio, y de su parque, con una breve reseña de la historia que ha tenido el mismo.
Y la primera y fundamental referencia debe ser el citado escritor José María de Pereda. Que había nacido en Polanco en 1833, en la casa solariega construida en 1766 que se encuentra junto al parque que rodea el CRIEME.
En 1872 decide el escritor construirse una nueva casa en el llamado prado Trascolina, ya que su casa natal se encontraba entonces en unas condiciones deplorables de conservación.
La nueva casa llamó la atención por su modernidad y belleza, con sus tres plantas y con escaleras de acceso por las cuatro fachadas de la misma. La casa tenía capilla, un piso para el servicio, lavadero y un baño.
Del trazado del jardín, el actual parque del CRIEME, se encargó un especialista francés, que con la plantación de árboles y flores logró el ambiente tan agradable y singular que acogió las tertulias veraniegas en las que junto a Pereda participaron ilustres personajes de la época.
La cochera, separada de la casa, guardaba los carruajes que, tirados por mulas, permitían los desplazamientos, en especial hasta el vecino Torrelavega.
Todos los veranos de su vida, desde que se construyó la nueva casa, estuvo Pereda en ella. El de 1905 fue el último de ellos.
La casa fue de sus descendientes hasta el año 1945, en que es adquirida por el Estado. Y aquí se instala la Escuela de Mandos de la Sección Femenina, que hasta ese momento había estado situada en Santander, en concreto en el chalet Villa Rosa en la zona de San Roque de El Sardinero. Esta Escuela de Mandos incluyó un internado femenino.
En la antigua cochera se creó más tarde la Granja de Estudios y Ensayos Agrícolas.
La tarea docente en todo el complejo de edificios (ya que también se había construido anejo a la casa original un nuevo pabellón) no finalizó hasta 1988, ya habiendo sido transferido a la Diputación Regional de Cantabria. Aunque las funciones sociales de la Sección Femenina habían desaparecido, al encomendársele, al ser transferidas, a otros órganos del Estado por Real Decreto-Ley de 1 de abril de 1977: ya que “las funciones y la gestión de singulares aspectos de interés general para la comunidad española realizadas por el Movimiento, durante un dilatado periodo de tiempo, conviene sigan desarrollándose en el ámbito de la Administración del Estado con el máximo de continuidad y eficacia… tales como la acción social, la promoción del deporte y de la cultura, la juventud, la condición femenina, la familia, etcétera.” (BOE de 7 de abril de 1977)
Tras el cierre definitivo a finales de la década de los ochenta del siglo pasado, el edificio se va deteriorando a marchas forzadas. Y el ya entonces Gobierno Regional de Cantabria decide rehabilitarlo a finales de los noventa. Y con ocasión de esa última rehabilitación se derriba el edificio anejo y la cochera, siendo inaugurado el reformado edificio el 30 de marzo de 1999, pasando a depender de la Consejería de Educación y Juventud.
Por último, el 28 de septiembre de 2005 se inaugura como sede central del Centro de Recursos, Interpretación y Estudios en materia educativa (CRIEME).

BIBLIOGRAFÍA:
-Benito Madariaga de la Campa, José María de Pereda. Biografía de un novelista. Santander, Ediciones de la Librería Estudio, 1991.
-Benito Madariaga de la Campa, José María de Pereda y su tiempo. Santander, Ayuntamiento de Polanco, 2003.
-Pereda y su mundo. 1906-2006. Catálogo de la exposición que con motivo del centenario de la muerte de José María de Pereda se celebró del 19 de diciembre de 2006 al 28 de febrero de 2007 en Santillana del Mar (Cantabria), organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales y el Gobierno de Cantabria.
-José Luis Sánchez Landeras, Polanco en su historia. Polanco, Excmo. Ayuntamiento de Polanco, 1999.
Fachadas sur y oeste
Fachada sur
Acuarela de J. Robles de las fachadas sur y este
José María de Pereda y un acompañante junto a las escaleras de la entrada principal (fachada sur), con el brazo ya afectado por la parálisis provocada por la apoplejía sufrida en mayo de 1904.
Jardines de la casa, con las fachadas norte y este al fondo.
Vista del despacho que se hizo Pereda en Polanco, tras ser remodelado en 1892. Sobre la pared del fondo, el cuadro “¡Jesús y adentro!”, de Pérez del Camino, actualmente en el MAS (antiguo Museo de Bellas Artes) de Santander.
Otra fotografía del despacho de Polanco
Pereda a la puerta de la casa, en 1905.
Pereda en su último verano en Polanco (1905)
Pereda en Polanco en 1905, con su mujer, Diodora, y su nieta.
Reunión, el 12 de febrero de 1891, en la casa de Pereda en Polanco de los miembros de la tertulia “Las Catacumbas” de Santander.
Visitantes de la casa de Pereda, con el edificio al fondo.
Reunión familiar en Polanco. De izquierda a derecha: Jesús Revilla, Aurelio Revilla, José María Huidobro Revilla, Pereda y Diodora de la Revilla, Enrique Rivero, María y Vicente Pereda, dos de sus hijos, y Fernando de la Revilla.
Edificio de la cochera donde se guardaban los carruajes que usaba la familia de Pereda y con los que también se iba a recoger a los visitantes al cercano tren de Alar.
Granja Escuela de Mandos (mayo de 1949) (foto cortesía de Carmen Pérez Corral)
Interior de la Escuela de Mandos (sin fecha) (foto cortesía de Carmen Pérez Corral).
Alumnas delante del edificio de la Granja-Escuela de la Sección Femenina, antigua cochera (sin fecha).
Grupo de alumnas en las escaleras de la entrada sur, hacia 1951 (en Memoria Gráfica de los Campurrianos de Suso, Parte II; editorial Cantabria Tradicional).
Fotografía realizada desde las escaleras de la entrada sur de la llegada de las autoridades (el alcalde, Julio Cabrero; Mariuca Castañeda -delegada provincial de la Sección Femenina-; Purificación Carral Cagigas -directora-; María Antonia Palacio; Manuel Fernández) para un acto en la Escuela de Mandos de Polanco (años 60) (foto cortesía de Purificación Carral).
Alumnas de 2º de la Escuela de Magisterio de Santander en el parque de Polanco, cuando estaban realizando el curso de 28 días de Instructores Elementales, en el verano de 1963 (foto cortesía de María del Carmen Merino Vicente).
Alumnas de Magisterio durante la realización del Servicio Social en la sede de la Sección Femenina de Polanco, el año 1966 (foto cortesía de Amelia Gómez Martínez).
Curso 1966-67 (cortesía de María Teresa Terán, que es una de las alumnas que aparecen en la foto)
Curso 1966-67 (cortesía de María Teresa Terán, que es una de las alumnas que aparecen en la foto)
Alumnas en las escaleras de la fachada sur (1968) (foto cortesía de Purificación Carral).
Interior de la Escuela de Mandos durante el acto de entrega de la Medalla de Oro del Municipio de Polanco a Pilar Primo de Rivera -a la izquierda-, delegada nacional de la Sección Femenina (27 de junio de 1972) (foto cortesía de Carmen Pérez Corral).
Casa rectoral que se encuentra frente a la fachada norte de la Iglesia de San Pedro Advíncula. Esta casa fue donada por la viuda de Pereda, doña Diodora, en 1909 a la parroquia de Polanco. La última reforma data de 1981.